Tipos y claves para elegir bien una bombilla LED y ahorrar en la factura de energía eléctrica

Gracias al enorme crecimiento de la tecnología, las tradicionales bombillas que utilizamos para iluminar nuestra casa u oficina, están sufriendo una enorme revolución.

Las antiguas bombillas incandescentes son sustituidas por fluorescentes y LEDs que consumen y contaminan menos, sin perder su capacidad lumínica.

Para saber cómo funcionan las bombillas LEDs, los diferentes tipos que existen y cómo utilizarlas para tener un significativo ahorro en la factura de energía eléctrica, lea el articulo hasta su final.

¿Cómo funcionan las bombillas LEDs?

Los focos LEDs estan formados por numeroso LEDs, es decir, por diodos emisores de luz. Los diodos no emiten una luz muy potente, por eso es necesario juntar muchos LEDs para igualar una bombilla clásica. Conozca diferentes LEDs o ledes que incluye una lámpara de este tipo.

Un LED produce luz cuando el movimiento de los electrones en el interior del diodo libera la energía en forma de fotones. El color depende de la energía del fotón.

Las bombillas LED funcionan con corriente continua, razón por la cual contiene un pequeño transformador para que funcione con corriente alterna de las casas.

Incluyen también un Driver, que es una pequeña fuente de alimentación que suministra la tensión adecuada. Las bombillas lo tienen en su interior, peor los tubos LEDs y otras soluciones a veces usan un Driver externo. Es mejor porque así se produce menos calor en los LEDs.

Ventajas de las lámparas LED

El consumo se convierte en la mayor ventaja de los focos LED. Consumen entre un 70 y 80% menos que las bombillas incandescentes y un 30% menos que las fluorescentes. Se calientan menos y no contiene mercurio, así que son más ecológicas.

Las lámparas LED se encienden al instante y necesitan calentarse para alcanzar su máxima intensidad. También duran hasta 20 veces más. Brindan una amplia gama de colores mediante programación, un mundo de posibilidades para iluminar una casa o una fachada comercial.

Las desventajas de un foco LED

El precio de una lampara LED no es muy cómodo, son más caras que las lámparas tradicionales, aunque su bajada sea vertiginosa. Solo será cuestión de tiempo.

Cómo elegir una bombilla LED

En las casas u oficinas suelen existir dos tipos de sistemas de iluminación: halógenos y fluorescentes, y bombillas con rosca. Los halógenos son más comunes en las luces de techos y paredes. Tienen dos patillas que se insertan en el conector, y un transformador. Para sustituirlo por un halógeno LED puedes mantener el transformador y cambiar directamente el halógeno o quitar el transformador y sustituirlo por un adaptador para halógeno LED.

En el caso de los focos de rosca es tan sencillo como comprar una bombilla LED con la misma rosca.

Tenga en cuenta la equivalencia lumínica, en la siguiente tabla puedes ver los vatios que consume una bombilla incandescente y su equivalencia LED, que ofrece la misma.

Te explicamos, si quieres sustituir una bombilla de 60W, debes comprar una bombilla LED de 8W. La intensidad (brillo) de la luz se mide en lúmenes. Como más grande sea este valor, más luz da.

Tenga en cuenta el ángulo de aperturasuele variar entre 40 y los 160 grados y se indica en la caja. Para luces de techo o lámparas, el ángulo debe ser grande.

Elige el calor adecuado

La principal diferencia entre las bombillas LED es el color de la luz que producen.

  • Blanco natural o neutral: un blanco sin matices, similar a la luz del día.

  • Blanco cálido: una luz clara, cercana al amarillo.

  • Blanco frío: luz blanca de tono azulado.

  • RBG. luces de color que se pueden cambiar mediante una aplicación de mando.

¿Marca o genérica?

Philips continua siendo la marca de prestigio en lámparas, pero no es la única, marcas como V-TAC o las que venden grandes cadenas Ikea dan buenos resultados.

¿Cómo se distingue una buena bombilla LED? no debe parpadear, y debe disponer de un buen disipador de calor, preferiblemente metálico. El disipador marca la vida útil del foco LED, pero este tema ha evolucionado mucho y grandes marcas como Philips ya fabrican bombillas LED con disipadores muy discretos y a precios muy ajustados.

Las posibilidades son infinitas, por eso son tan atractivas, no requieren cambios en la instalación eléctrica y consumen cinco veces menos. Es hora de cambiarse a las bombillas LED.

Fuente (Wikipedia, ComputerHoy)

Amazon

 
Full aprendizaje © 2017 -