Descubre si te han hackeado el Wi-Fi y qué hacer para protegerte

Inicialmente tu conexión literalmente volaba pero hace poco haz notado que cada vez va más lenta de lo habitual, lo más probable es que hayas sido una presa de los hackers y la red Wi-Fi este siendo utilizada de manera fraudulenta por otra persona.

Cuando te roban el Wi-Fi no solo afectan tu conexión sino que también corres peligro de que tus datos personales queden expuestos a los delincuentes informáticos. Teniendo en cuenta que a través de Internet llevamos a cabo operaciones que pueden poner el riesgo información privada, como transacciones financieras, claves personales para correos electrónicos y redes sociales.

Si te das cuenta que las tareas que antes se llevaba a cabo rápido y ahora tardan mucho más en ejecutarse es posible que estén accediendo a tu conexión de manera ilegal o sin tu autorización. Es el primer síntoma que indica que nos están robando el Wi-Fi.

Para conocer cuáles son los intrusos que utilizan tu red Wi-Fi le recomendamos: WiFi Guard.

También puedes asegurarte de qué dispositivos hay conectados a tu Wi-Fi con el acceso a tu router. El usuario y contraseña suelen estar impresos en una pegatina situada en el lateral o en la base. La ruta comienza habitualmente por el protocolo "http" seguido de cuatro combinaciones de números separados por un punto.

Todo depende del modelo del router la configuración es diferente, en todos encontrarás la pestaña Dispositivos enlazados, lista de dispositivos o red casera. Accediendo a esta opción en su interior podrás ver el listado de aparatos conectados a tu red Wi-Fi. Si ves alguno desconocido, es porque alguien se ha colocado para robarte el Wi-Fi.

¿Qué hacer si te están robando el Wi-Fi?

Si ya comprobaste que te han hackeado la conexión inalámbrica a Internet, ejecuta estos consejos para protegerte:

  • Apaga el routes para que nadie pueda acceder a la red.

  • Comprueba con la ayuda de tu antivirus los dispositivos que se conecten a tu Wi-Fi para asegurarte de que no se han visto comprometidos. 
  • Conéctate por cable al router y cambia la contraseña. Asegúrate de que la conexión inalámbrica del ordenador este apagada.

  • Modifica las claves de tus servicios (cuenta bancaria, redes sociales, correo electrónico, etc).

  • Repasa con tu antivirus para asegurarte de que no hay ningún intruso.

Fuente: (Panda Security)     

Amazon

 
Full aprendizaje © 2017 -