Usos y características de una máquina virtual

Se puede decir a ciencia cierta, que a quienes les gusta la tecnología pueden haber escuchado en algún momento sobre las máquinas virtuales, pero pocos se preguntan que se encuentra detrás de este concepto y como puede afrontar la tecnología tangible de los últimos años. Aunque parezca algo de otro mundo, una máquina virtual permite emular el funcionamiento de un ordenador dentro de otro ordenador gracias a un proceso de encapsulamiento que aísla ambos equipos, permitiendo una independencia en cada uno de ellos.

Existe una posibilidad inmensa de crear capas independientes donde se puede emular el funcionamiento de un equipo real, con todos sus componentes, con la capacidad de ejecutar cualquier sistema operativo. Es así como se puede conseguir obtener dos unidades en un solo ordenador. ¿Pero te has preguntado cómo puede ser beneficiado un usuario con este tipo de configuraciones? En este post hemos destacado algunos parámetros para definir la utilidad y características de una máquina virtual.

Utilidad

Una máquina virtual permite emular casi el total de sistemas operativos existentes, sin tener que desinstalar el sistema operativo principal, esta función permite probar con antelación un sistema operativo antes de cambiarlo. Como se trata de una máquina inexistente, se pueden ejecutar archivos defectuosos o maliciosos sin ningún problema, puesto que la memoria no tiene conexión con el disco duro principal.

Requisitos de hardware

Aunque la máquina virtual es independiente, también se necesitan algunos requisitos para poder funcionar a cabalidad.

Tenga en cuenta que la creación de una máquina virtual minimizara de por mitad cada uno de los componentes, es decir que, si cuentas con una memoria Ram de 8GB, la máquina virtual tomara 4GB para funcionar, así mismo puede suceder con la memoria del disco duro y otros componentes, por lo tanto, se necesita contar con un equipo potente para poder realizar este proceso.

Procesador

Se recomienda contar con procesadores que permitan una virtualización, para equipos con procesador Intel deberán tener el soporte Intel VTx y los procesadores AMD, deben contar con AMD-v. Tenga en cuenta que para activar esta función se debe iniciar desde la BIOS, de lo contrario no se podría ejecutar una virtualización.

Memoria Ram

se recomienda contar con suficiente memoria Ram para poder ejecutar ambos equipos, tenga en cuenta que entre más memoria Ram ocupe el ordenador anfitrión, menos será la capacidad otorgada a la máquina virtual. Para un rendimiento óptimo se recomienda usar un Windows XP, como el sistema operativo experimental.

Espacio en el disco duro

Como mencionábamos el comienzo, algunas de las características de la máquina virtual, es que puede abarcar incluso la mitad de las características del ordenador principal, por lo tanto, se recomienda contar con un disco duro de gran tamaño, para evitar un rendimiento regular y posibles fallas en el sistema operativo.

Tarjeta gráfica

para este tipo de proceso se recomienda una tarjeta gráfica dedicada, este es uno de los componentes con el cual es imprescindible contar, pues se debe generar los gráficos de la interfaz del ordenador principal y el otro ordenador virtual alojado.

Software Hipervisor

Este software permite intermediar ambos sistemas operativos y es una de las piezas fundamentales, pues es el encargado de crear, configurar, controlara y ejecutar cualquier movimiento de la máquina virtual. aunque no existe un software predeterminado, puedes ejecutar cualquier software especializado.

Aunque los ordenadores llevan más tiempo en el mercado, son los teléfonos inteligentes, quienes han logrado integrar máquinas virtuales en su estructura, puede sonar extraño pero es cierto, no estamos lejos de poder controlar varios sistemas operativos en un solo ordenador, esto puede ser una alternativa para Remix OS, que logra ubicar dos sistemas operativos en un solo ordenador.

Amazon

 
Full aprendizaje © 2017 -