Aprende a instalar correctamente un PLC en tu casa u oficina

Normalmente los PLC son adaptadores que se conectan a un enchufe y envían la señal de Internet a otro adaptador situado en otro enchufe. Ambos dispositivos tienen un puerto Ethernet para que le conectes a un lado el router y a otro lado el ordenador. No obstante, como el PLC ocupa un enchufe sí o sí, algunos vienen ya con un enchufe adicional para que no te quedes sin él. Los hay que incluso crean un punto de conexión WiFi, para que no tengas obligatoriamente que conectarte por cable.

1. Unificar el router al PLC de entrada

El primer paso para instalar un PLC en casa es conectar el dispositivo a un enchufe. Es evidente, ya que para que Internet pueda viajar a través de la red eléctrica tiene que haber un punto de entrada.

Eso sí, muy importante: conecta el PLC directamente al enchufe, no a una regleta en la que haya conectados varios aparatos eléctricos más. Si no sigues este consejo, tu conexión será inestable y de poca calidad. Cuando ya tengas el aparato adosado a la toma de corriente, conecta el router al PLC mediante un cable Ethernet, a ser posible uno Gigabit de alta velocidad, aunque normalmente estos suelen venir incluidos en la caja.

2. Conectar tu dispositivo al PLC de salida

debes agarrar el portátil o dispositivo que quieras conectar a Internet y dirigirte a la habitación a la que quieras llevar la señal de Internet. Digamos, tu oficina. Cuando estés allí, agarra el otro PLC -llamémoslo el de salida- y conéctalo a un enchufe.

Una vez más, repetimos la advertencia: debes conectarlo a una toma de corriente exclusiva, sin ningún otro aparato conectado. Si ya lo has enchufado, repite el proceso que hiciste con el router: conecta tu ordenador al PLC mediante un cable Ethernet. Debería ser suficiente para tener conexión al instante.

¿Tienes Internet?

Hay una forma muy sencilla de comprobar si has llegado a instalar un PLC de forma correcta: enciente tu ordenador y conéctate a alguna web. Si no se abre, es que algo está fallando. Probablemente se trate de interferencias de la red eléctrica con la señal de Internet, ya sea debido a que no has seguido todos los pasos como hemos dicho -sobre todo el de conectar el PLC a un enchufe para él solito- o porque la instalación eléctrica de tu casa es defectuosa.

3. Mi PLC no funciona

Hay varias cosas que pueden salir mal con estos dispositivos, aunque funcionen perfectamente. Debes tener en cuenta que al viajar la señal por la red eléctrica, es muy sensible a interferencias de todo tipo.

Como ya hemos mencionado, el estado del cableado puede afectar negativamente a la intensidad y calidad de la señal. Si tu casa es de construcción antigua, seguramente se trate de este problema.

Los cables se habrán deteriorado con el tiempo, y aunque lleven la electricidad correctamente, no son válidos para conectarte a Internet. Otro posible problema por el que no funciona el PLC es que haya un aparato de alto consumo cerca del enchufe en el que lo has situado. Aire acondicionado, lavadora o lavavajillas son sospechosos habituales.

Amazon

 
Full aprendizaje © 2017 -