-->


Cinco tarjetas gráficas antiguas que todavía corren juegos actuales

Las computadoras para gamer son costosas, y no siempre contamos con el dinero para ensamblar un potente y rápido Pc para juegos. En estos casos es importante optar por el plan B, que consiste en comprar partes outlet para ordenadores gamer, una práctica recomendada para un bajo presupuesto pero que puede fusionar muy bien con juegos actuales.

Debemos ser realistas y tampoco crear falsas expectativas, los títulos más nuevos de juegos son bastantes exigentes y requieres de lo último en tecnología en computadoras gamer para lograr aprovechar su máximo rendimiento. En el mercado de los video juegos existe una enorme feria de tarjetas gráficas de segunda mano que aún siguen vivas y que cuentan con características aceptables para correr juegos actuales. Estamos hablando de placas que no han superado los seis años desde su lanzamiento. 

Para este articulo hemos seleccionado cinco tarjetas gráficas antiguas que todavía pueden correr juegos recientes, no obstante, seria falso afirmar que funcionan para cualquier computadora obviamente existe una configuración base para poner a correr estas antiguas GPU.

  • Una CPU tipo Core i5 2400-FX 6300.

  • 8 GB de RAM.

  • Una fuente de alimentación que cumpla los requisitos de vatios y amperios.

Compra una vieja tarjeta gráfica tiene sus pro y contras es importante que lea esta información antes de ejecutar la compra.

Consumo y temperaturas elevadas: estas tarjetas gráficas utilizan procesos de fabricación y arquitecturas menos eficientes en relación rendimiento por vatio consumido, lo que hace que resulten más «calentorras y tragonas» que sus equivalentes actuales.

Nula optimización con cada nuevo driver: ya han sido totalmente exprimidas, así que el lanzamiento de nuevos drivers es una simple cuestión de soporte básico a nivel de seguridad y de corrección de errores que no trae mejoras de rendimiento.

Pobre rendimiento con APIs avanzadas: algunas tarjetas gráficas viejas, como la serie GTX 600 y 700 de NVIDIA, no ofrecen un buen rendimiento al trabajar con APIs avanzadas como DirectX 12 y Vulkan, pero se llevan de maravilla con DirectX 11, una API que se mantiene como la más utilizada a día de hoy.

Consiente de sus beneficios y desventajas conozcamos las cinco tarjetas gráficas obsoletas que pueden ser una buena compra.

GeForce GTX 750 Ti

Recomendada para equipos que tengan una fuente de alimentación de poca potencia y un espacio limitado, ya que tiene un TDP de apenas 60 vatios y no requiere conector de alimentación adicional.

Su rendimiento es todavía lo bastante bueno como para mover juegos actuales en resoluciones 1080p con calidades medias, aunque depende mucho de la optimización y de las exigencias de cada título. En algunos casos puede que tengamos que reducir la calidad a niveles bajos, y en otros puede que lleguemos a ultra sin problema.

  • Núcleo gráfico GM107 en 28 nm.

  • 640 shaders a 1.020 MHz-1.080 MHz.

  • 40 unidades de texturizado.

  • 16 unidades de rasterizado.

  • Bus de memoria de 128 bits.

  • 2 GB de GDDR5 a 5,4 GHz. 

  • TDP de 60 vatios. No requiere conector de 6 pines, requiere fuente de 350 vatios con 18A.

  • Precios y ofertas aquí.

Radeon R9 270

Considerada una de las mejores opciones con relación al valor precio-rendimiento ofrecen. Con ella podremos jugar a casi cualquier título actual en resolución 1080p y calidades medias-altas manteniendo un buen nivel de fluidez.

Esta tarjeta gráfica utiliza una revisión de la arquitectura presente en la GPU de PS4,  tiene más shaders  que la Genforce GTX 750 Ti y funciona a mayor frecuencia. 

  • Núcleo gráfico Curacao en 28 nm.

  • 1.280 shaders a 900 MHz-925 MHz.

  • 80 unidades de texturizado. 32 unidades de rasterizado.

  • Bus de memoria de 256 bits.

  • 2 GB de GDDR5 a 5,6 GHz.

  • TDP de 150 vatios. Requiere dos conectores de alimentación de 6 pines, fuente de 500 vatios y 24A.

  • Precios y ofertas aquí.

GeForce GTX 670

No se lleva nada bien con Vulkan y DirectX 12 es una opción bastante sólida para jugar en 1080p con calidades medias-altas sin renunciar a una buena tasa de fotogramas por segundo.

Su rendimiento queda más o menos al nivel de la GTX 1050, aunque ésta es más eficiente y funciona mejor con DirectX 12 y Vulkan.

  • Núcleo gráfico GK104 en 28 nm.

  • 1.344 shaders a 915 MHz-980 MHz.

  • 112 unidades de texturizado.

  • 32 unidades de rasterizado.

  • Bus de memoria de 256 bits.

  • 2 GB de GDDR5 a 6 GHz.

  • TDP de 170 vatios. Requiere dos conectores de alimentación de 6 pines, fuente de 500 vatios y 24A. 

  • Precios y ofertas aquí.

Radeon R9 280

Si la comparamos con tarjetas gráficas actuales su equivalencia más cercana queda entre la GTX 1050 y la GTX 1050 Ti, aunque más cerca de esta última. 

  • Núcleo gráfico Tahiti PRO en 28 nm.

  • 1.792 shaders a 850 MHz-933 MHz.

  • 112 unidades de texturizado.

  • 32 unidades de rasterizado.

  • Bus de memoria de 384 bits.

  • 3 GB de GDDR5 a 6 GHz.

  • TDP de 200 vatios. Requiere dos conectores de alimentación, uno de 6 pines y otro de 8 pines, y una fuente de 500 vatios y 25A. 

  • Precios y ofertas aquí.

Radeon R9 290

Pronto cumplirá seis años, pero sigue siendo una gráfica muy potente. Tiene un consumo elevado, pero ofrece un rendimiento muy bueno para lo que cuesta.

Con ella podrás jugar a casi cualquier cosa actual en 1080p con calidades máximas o muy altas, según la fluidez que quieras conseguir. Su rendimiento bruto equivale más o menos al de las GTX 970-RX 470 y ofrece un buen desempeño con DirectX 12 y Vulkan.

  • Núcleo gráfico Hawaii Pro en 28 nm.

  • 2.560 shaders a 947 MHz.

  • 160 unidades de texturizado.

  • 64 unidades de rasterizado.

  • Bus de memoria de 512 bits.

  • 4 GB de GDDR5 a 4,8 GHz.

  • TDP de 230 vatios. Requiere dos conectores de alimentación, uno de 6 pines y otro de 8 pines, y una fuente de 550 vatios y 30A.

  • Precio y ofertas aquí.

 
Full aprendizaje © 2019 -