¡No dañes tu smartwatch! Límpialo de esta manera

Todo el tiempo nos encontramos usando nuestro reloj, que al mismo tiempo se encuentra trabajando brindándonos información de manera inmediata y efectiva. Y a pesar de que funcione adecuadamente y de manera constante, es necesario limpiarlo y mantenerlo higiénico.


Sea cual sea la marca, todos los smartwatch requieren unos cuidados específicos para un correcto funcionamiento. Del mismo modo, sin importar la marca, cuentan con dos partes fundamentales: el cuerpo y la correa; ambas partes se deben mantener aseadas, en especial el cuerpo, permitiéndole así tomar sus mediciones y datos de mejor manera.

¿Cómo limpiar el cuerpo de mi smartwatch?

Primero que todo, el dispositivo no debe estar conectado al cargador, luego debes apagarlo. Si la correa no es resistente al agua, quítala también. A no ser que tu reloj cuente con unas especificaciones determinadas respecto a la limpieza, estos pasos serán útiles para cualquier modelo.


- Límpialo con un paño no abrasivo y que no tenga pelusas. Para hacerlo, humedécelo un poco o mantén el cuerpo sobre un chorro de agua tibia durante quince segundos. 

- Gira y presiona la pantalla estando bajo el agua para eliminar las bacterias. 

- Luego tendrás que secarlo por todos lados con un paño seco que no sea abrasivo ni tenga pelusas.

- Otra opción, totalmente válida y conveniente, es hacer este proceso con una toallita de alcohol. Lo que no debes hacer es limpiarlo con jabón o gel desinfectante.

¿Cómo limpiar la correa de mi smartwatch si es de plástico o silicona?

Este tipo de correa tienen una ventaja muy grande y es su fácil limpieza, pues son resistentes al agua y al sudor; lo que te permitirá agregarles agua tibia y jabón. 


Te recomendamos usar jabón de manos, el cual puedes frotar con un poco de presión. Luego, con agua tibia límpiala para aclararla. Por último, sécala con un paño no abrasivo y sin pelusas.

¿Cómo limpiar la correa de mi smartwatch si es de cuero?

Estas no son resistentes al agua, por lo que el tratamiento es distinto: asegúrate de nunca sumergirlas en agua. Te recomendamos seguir estos pasos:


- Retira la correa y límpiala únicamente con un paño.
- Puedes humedecer un poco el paño pero con mucho cuidado.
- Por último, deja que esta se seque por completo al aire libre.
Artículo Anterior Artículo Siguiente