-->


Cómo recuperar la información de un disco duro defectuoso

Usualmente tomamos varias medidas para prevenir la perdida de datos; sin embargo, no suelen ser suficientes. Hay muchas formas en que nuestro disco puede sufrir accidentes o errores de cualquier tipo, de hecho, alguna acción inconsciente de nuestra parte podría afectar el disco duro o la información que almacenamos en él. Cualquier movimiento borrará por accidente un archivo.

En ocasiones el disco duro no es reconocido por los ordenadores, lo sabemos en cuanto los ruidos extraños comienzan a aparecer; otras veces, aparece muerto. ¿Cómo recuperar la información de un disco duro?, ciertamente es importante saberlo y más cuando no tenemos una copia de seguridad a la cual recurrir en el peor escenario. Claro está que dependiendo del tipo de error debemos o no asistir a cierto tipo servicio técnico; sin embargo, existen software que nos ayudan a recuperar toda la información perdida.

¿Qué tipo de fallo tienen los discos y cómo reconocerlos?

Lo bueno de un disco duro dañado, es la facilidad con la que podemos notarlo sin hacer que sufra más; no obstante, siendo bueno, no es suficiente. Debemos estar un poco más claros y encasillados en el diagnóstico para saber de qué manera actuar o recuperar en su totalidad la información. Debemos aclarar a este punto, que, si la unidad ha sido fracturada por algún daño, posiblemente recuperaremos la información, pero no hacer uso del disco.

En primera instancia debemos saber si es un daño físico o de software. Al ser físico, es mejor retirarlo de la unidad, así podemos manipularlo a nuestro gusto y visualizar su problema en el acto; no hay que olvidar el hacernos lejos de toda la electricidad estática posible antes de manipularlo.

Determinando el tipo de daño que presenta nuestro disco, determinará la cantidad de información a recuperar y la posibilidad de utilizarlo nuevamente.

El primer paso luego de haber sacado el disco, es corroborar el estado cuando se enciende; se prende normal, no hay ruidos o determinar el tipo de ruido que presenta. Sí el problema no es de ruidos o los ventiladores giran correctamente, mecánicamente hablando, podemos sospechar de los problemas de alimentación y asegurarnos que no son ellos. También debemos revisar el estado físico de los cables y la forma en que están conectados. Es posible que luego de la revisión aún no funcione bien, así que podemos hacer cambio de los cables y salvaguardar ese fallo.

Otra forma de descartar los problemas de alimentación puede ser conectar a otra fuente de alimentación el disco, pues el computador posiblemente sea el que esté presentando problemas. El disco duro cuenta además con la placa lógica o controladora (PGB), que puede ocasionar fallos electrónicos de algún tipo y afectar nuestro disco. Antiguamente, la tarea de buscar esta placa y ponerla nueva, era muy sencilla, ahora las placas vienen con componentes, como los cabezales, adaptadas al disco.

Los fallos físicos podrían terminar en empresas grandes y de costos muy altos, aún para saber, que no podemos hacer uso nuevamente del disco.

Para los temas de PGB es recomendable encontrar soluciones en servicios técnicos que cuenten con herramientas para la recuperación de la información que ha quedado inaccesible. Si has escuchado el truco de "congelar" el disco puedes intentarlo, solo si no es muy antiguo ni de baja capacidad. Este truco no funciona con los nuevos platos que son resistentes al calor y más bien si habrá problemas de perder información.

Debido a los golpes, las vibraciones o los sonidos muy fuertes, los cabezales de los discos pueden entrar en un daño irreparable y en adelante no ser reconocidos por la BIOS del computador.

Si se logra que funcione el disco por un momento, aún después de dañado, debemos realizar rápidamente una copia de la información.

Reparar un disco duro que falla o da errores

Para tratar de hacer la recuperación de un disco duro averiado, donde el daño no es físico, si no lógico. Los motivos del fallo en el software puede ser muchos; por ejemplo, formateos imprevistos, corrupción de ficheros, virus o la eliminación de algunos archivos. En los casos anteriores el usuario es ayudado por software específicos a recuperar la información.

Sí identificamos algunos sectores peligrosos en el disco, debemos actuar automáticamente y realizar la copia de seguridad, te puede fallar en cualquier momento.

Sí bien dentro de la partición del disco funciona bien una parte, o únicamente funciona por zonas, podemos realizar varios procedimientos en pro de salvaguardar la información.

De tener el error por sectores defectuosos, los cuales pueden llegar por la degradación del mismo disco, fallos del cabezal; se conseguirá entrar parcialmente y debemos actuar automáticamente, así evitaremos la expansión del problema. Las características normales en estas fallas son la relentización repentina, ruidos y acceso imposible a algunos sectores.

Es más factible hacer una recuperación de la información con daños de software que daños físicos; sin embargo, la recuperación no es 100% segura.

Para el diagnostico de errores en sectores, sí el sistema arranca, con el mismo software que nos incluye Windows, podemos realizar el diagnóstico y saber que sectores nos fallan. De igual manera hay softwares gratuitos como CrystalDiskInfo, que nos pueden ayudar con el proceso.

En caso de irnos por una herramienta de Windows, las soluciones son derivadas por la herramienta y podemos hacer uso de ellas sin mayor problema. Una solución a nuestra disposición podría ser CHKDSK, que mediante un escaneo nos permite hacer la reparación del disco con comandos. Para hacer eso de ella podemos seguir esta ruta:

En la terminal escribimos chkdsk x:/f (Donde x, es la unidad que deseamos reparar) > Podemos usar en lugar de f, r, así detectar los defectos y recuperar la información.

Incluso luego de reparar un disco, mientras haya presentado errores, deja de ser un disco completamente fiable a la hora de almacenar información que no se quiera perder.

Se ha dado el caso en que no se puede hacer la reparación del disco con estos métodos, afortunadamente existen software más fuertes que se especializan en reparar los sectores dañados, uno de ellos es HDD Regenerator, el cual trabaja en los sectores mediante la magnetización. Cuando el software ha terminado todo el proceso de recuperación, te permite hacer un clonado del disco y así se recupera la información "perdida" en la unidad.

Si has llegado a este punto de la lectura, es porque ninguna de las opciones que te hemos brindado funciona, así que comenzaremos a utilizar métodos mucho más fuertes y y agresivos para formatear a bajo nivel, donde existen herramientas como HDD LLF o Lowvel. En esta instancia, la información estará siendo completamente irrecuperable; sin embargo, en lo que se aíslan los sectores, se hace una partición en la que el disco será funcional un rato más, sin quedar exento de fallar prontamente.

¿Cómo recupero los archivos borrados?

Lo más sencillo de querer recuperar la información de unidades que han sido corrompidas por ficheros, formateo de archivos o borrados accidentales, es la cuestión del uso del software que rescata imágenes, vídeos, datos o documentos. Esta operación aplica también para USB y/o tarjetas de memoria.

El tiempo transcurrido desde la eliminación del archivo es crucial para el éxito de la recuperación, intenta hacerlo tan pronto como sea posible.

En el momento de la eliminación del archivo, nuestro sistema operativo lo que reconoce, es que el espacio que ocupaba, ahora está disponible; por ende, aún si tiene físicamente el archivo y recuerperarlo es un asunto sencillo.

¿Por qué es importante el tiempo?, bien, el sistema o nosotros mismos haremos que se llene el espacio y al reemplazar el espacio, perderemos la forma física del mismo archivo y esto nos generará problemas a la hora de recuperarlo. Si la información es de vital importancia, correr menos riesgos es lo mejor, por esto es mejor desconectar el disco y hacer uso de el en otro ordenador, así no permitiremos el sobre uso. Se hará el estudio de recuperación de software desde una unidad que si este en la capacidad de soportar el proceso sin correr peligro.

Existen programas sencillos e intuitivos con el fin de recuperar archivos eliminados, estos son: Recuva, Filerecovery o Pandora Recovery; son programas que hacen un escaneo continuo que permite visualizar los archivos borrados y el estado en que se encuentra su recuperación.

Para una búsqueda más profunda, podemos hacer uso de TestDisk, que, junto a la recuperación, hará un análisis, reparar particiones, hacer copias de seguridad o trabajar con los errores de arranque. Una opción más así es DDrescue.

En caso de buscar algo todavía más específico para fotos en las tarjetas de memoria, existe Undelete Plus y sirve perfectamente.

 
Full aprendizaje © 2019 -