-->


¿Qué es la dirección IP y para qué sirve?

Todo en esta vida tiene un número de identificación o de rastreo. Tú tienes una CURP, los autos tienen matrículas e internet no es la excepción, ya que utiliza números de registro para ubicar los dispositivos, sitios web y otros elementos, llamado dirección de IP.


La IP es clave en el mundo de la red informática. Así que, si te gusta la tecnología, debes saber lo que significa una IP y cómo opera.

Dirección IP

Comencemos por explicar que IP significa protocolo de internet y existe para hacer posible la comunicación dentro del enorme mundo web. Es un nombre numérico que se asigna a dispositivos y otras unidades viven en internet, como:
  • Páginas web.
  • Direcciones de correos electrónicos
  • Routers.
  • Computadoras.
  • Smartphones.
  • Tablets.
  • Laptops.
  • Televisiones.
  • Teléfonos.
¡Hasta una cerradura inteligente puede tener una! La razón es muy sencilla, todo aparato que quiera entrar a la web para ofrecer un servicio, debe tener una IP. 

Lo increíble es que ninguna se repite. Está formada por 4 bloques numéricos que van del 0 al 255 y se encuentran separados por un punto. Ejemplo: 45.56.77.88

Existen dos tipos de direcciones IP, la pública y la privada. Comparten las características anteriores, pero tienen otras especificaciones importantes de mencionar.

IP Pública

La dirección IP pública es la que el proveedor de servicios de internet (ISP) asigna automáticamente y la va rotando cuando apagas tu equipo, lo reinicias o simplemente con el tiempo se modifica sin que lo notes. A esta IP se le llama dinámica.

Cuando necesitas una IP estática para entrar a la red, el ISP puede asociarla manualmente al dispositivo que usarás y dejarla fija.

IP Privada

Una dirección de IP casera es el ejemplo más práctico para entender a qué se debe esa privacidad. Se genera cuando conectas los dispositivos que usas a tu WiFi. Así, cada uno tiene su propia IP.

Para evitar que se repitan, se emplean ciertos rangos de numeración que están reservados para este tipo de direcciones.

  • Clase A. Que van de 10.0.0.0 a 10.255.255.255 y se usan para grandes redes, como las de organizaciones internacionales.
  • Clase B. De 172.16.0.0 a 172.31.255.255, para redes de tamaño mediano.
  • Clase C. Van de 192.168.0.0 a 192.168.255.255 para las redes pequeñas, como las de casa.  

Aunque no se repiten, esto aplica solo para los dispositivos de una misma red. Puede pasar que alguien tenga una impresora con la misma dirección IP privada que tiene asignada tu laptop, esto es viable porque están asignadas a redes diferentes.

¿Para qué sirve la dirección IP?

En simples palabras si no se tiene una dirección IP es imposible entrar a internet y tampoco se puede encontrar un contenido que no tiene una, la regla va en ambos sentidos

Pero ¿cómo lo harías si tienes que digitar el número de cada sitio web? Sería complicado ¿verdad? Hoy en día, con el uso de dominios se simplifica bastante el tema de la navegación. 

Los dominios son los responsables de convertir los números de la IP en nombres más fáciles de recordar. Los nombres de dominio están incluidos en las direcciones web que conocemos de nuestros sitios preferidos: ropalinda.com, google.com, viajeseuropa.es, etc. 

Van después del www. o del @ en el caso de los correos electrónicos y como ves, son cortos y sencillos de memorizar.

Hay empresas que dan el servicio de web hosting y registran los dominios genéricos y territoriales (que denotan la pertenencia a una zona geográfica en especial) de forma segura para evitar duplicidades.

Así es como la dirección IP, el dominio y el hosting convergen para que tengas acceso a la información de internet sin líos. 

La tecnología ha facilitado el uso de internet y nos ha provisto de herramientas valiosas como las que acabamos de ver. Sin ellas no sería posible la actividad digital como ahora la vivimos. ¿Estás de acuerdo? 

 
Full aprendizaje © 2019 -