¿Cómo hacer que mi Android funcione más rápido? Conoce estas 11 soluciones

Es habitual que con el pasar del tiempo el rendimiento de nuestros dispositivos móviles vaya reduciéndose y sea más difícil hacer algunas tareas. En esta ocasión queremos compartir contigo algunas posibles soluciones que te permitan mejorar de nuevo la velocidad y capacidad de tu dispositivo Android para cumplir tareas que podía hacer en el pasado. 


Entre las estrategias que veremos a continuación no vamos a hacer ninguna configuración muy complicada o poner en riesgo tus datos y funcionamiento de tu móvil, todo lo contrario, son tareas muy sencillas que a veces pasamos por alto o no sabemos que existen, y que harán que nuestro teléfono funcione mejor.

Limpia tu menú de inicio

Del mismo modo que en nuestro ordenador, tener el escritorio o la pantalla principal llena de íconos o aplicaciones es algo que ralentiza el equipo.


Ante esto, te recomendamos que tengas allí solo lo esencial y no pongas en él aplicaciones o widgets que no ocupes con frecuencia, ya que esto solo consumirá recursos de tu dispositivo. 

Desinstala aplicaciones que no uses 

Además de ocupar espacio, tener aplicaciones que no estás utilizando realmente es algo que consume recursos de tu móvil y por tanto le quita la posibilidad de poner su rendimiento a disposición de las tareas que le asignas. 

Generalmente, esto ocurre muy seguido, ya que solemos instalar algunas aplicaciones que utilizamos una sola vez y después no la volvemos a abrir. Es por eso que te invitamos a que periódicamente, al menos dos veces al año, revises tus aplicaciones y mires las que no necesitas, para que las desinstales y le des espacio a otras necesidades de tu móvil. 

Consigue un nuevo lanzador

En la Play Store podrás encontrar distintos lanzadores que podrás explorar y de este modo identificar el que mejor se adapte a tus necesidades e intereses, para así obtener una buena velocidad en las transiciones y todo lo que tiene que ver con el funcionamiento del terminal de tu móvil.
 

Detén la sincronización

Aplicaciones como las redes sociales, las noticias, el clima y demás, se suelen sincronizar automáticamente para actualizarse. Esto lo suelen hacer aproximadamente cada quince minutos, y si tienes muchas aplicaciones de este tipo, lo más probable es que cuando se sincronizan consumen bastantes recursos de tu móvil, ralentizándolo un montón e impidiendo un buen funcionamiento. 

En ese sentido, te recomendamos que vayas a los Ajustes y amplíes los horarios de sincronización o los detengas para impedir que se te ponga lento el teléfono con tanta frecuencia. O en algunos casos, también podrías desactivarla en las aplicaciones que la veas innecesaria. 

Actualiza tu móvil con frecuencia

Lo mejor que le puedes brindar a tu móvil es tenerlo siempre actualizado, ya que los fabricantes suelen ir corrigiendo con el pasar del tiempo las distintas fallas que van apareciendo. Además, estas mejoras exploran también maneras de ahorrar espacio y la gestión de aplicaciones, ajustes que le brindan a los teléfonos una mayor fluidez.


Y no solo el sistema operativo, sino que también vale la pena actualizar las aplicaciones, ya que suelen optimizarse, ser más estables y fluidas. 

Para hacerlo vas a la Google Play Store, ingresa a tu perfil y luego Ajustes > Preferencias de red > Actualizar aplicaciones automáticamente. Por último,   eliges con qué redes se puede actualizar, con datos o solo Wi-Fi.

Cambia tu navegador

Te recomendamos cambiar a Google Chrome, pues su consumo de recursos es bastante y puede estar afectando el rendimiento de tu equipo.


Ante este problema, existen otras alternativas atractivas y muy útiles, como lo es el caso de Brave o DuckDuckGo, que son de una estructura muy parecida a Chrome pero con un consumo mucho más reducido y amigable con nuestros smartphones.

Reinicia con frecuencia

Aunque no lo parezca, esta actividad permite que tu teléfono se refresque y trabaje con mayor fluidez.


No quiere decir que lo hagas todos los días o varias veces en un día, pero sí de vez en cuando, ya que permite eliminar todo el caché y comiencen desde cero algunas funciones del móvil.

Acelera las animaciones 

Hay muchas transiciones y animaciones que Android implementa en todo el sistema para dar aspectos de fluidez. Sin embargo, estas a veces lo que hacen es consumir más recursos de los necesarios y lograr el efecto contrario al esperado. Para mejorar la visualización de estas transiciones puedes hacer lo siguiente:


- Ve a Ajustes y baja hasta Opciones de desarrollador.
- Luego ve hasta Escala de animación de la ventana, Escala de animación de transición y la escala de duración del animador, ponlos en 5x. Con lo cual podrás reducir la velocidad a la mitad o desactivarlas si deseas.

Flashea un Kernel personalizado

El Kernel es lo que se encarga de administrar las interacciones que realiza el software y el hardware del móvil. Flashear uno personalizado permite modificar el funcionamiento de acuerdo a las capacidades del móvil y darle una mayor velocidad a todo el sistema.

Hacerlo también permite configurarlo de acuerdo a aplicaciones específicas o videojuegos. 

Renueva la ROM

Cambiar la ROM o personalizarla puede darle a nuestro móvil mucha más vida y fluidez, ya que contar con una interfaz más ligera y óptima es favorable para cualquier teléfono. Una de las ROM más adaptables y útiles para los móviles es LineageOS, visita su sitio web para saber más de ella.


Esperamos que algunos de estos consejos y trucos te permitan mejorar la relación que tienes con tu dispositivo y recuperar la fluidez que ha venido perdiendo con el pasar del tiempo.
Artículo Anterior Artículo Siguiente